Resumen

DESDE EL MONTÍCULO Por JUAN CARLOS SÁNCHEZ GARCÍA “SAGA”

Trabajar para celebrar

En días pasados, en Tlaxcala y todo México se llevaron a cabo celebraciones del día del niño, día de la madre y día del maestro, fechas establecidas con mucha antigüedad, sin embargo, en su mayoría los orígenes de cada una de las celebraciones tienen un motivo poco orgulloso para los mexicanos.
Iniciemos con el día del niño, pues en los archivos de México que define cuándo se decidió honrar a los menores. Consta un acta exhibida en una notaría pública en Ciudad Victoria, Tamaulipas, que el día del niño fue instaurado el 8 de mayo de 1916 en la ciudad de Tantoyuca, Veracruz; sin embargo, el 30 de abril de 1924, tras firmarse la “Declaración de Ginebra”, siendo presidente de la República Álvaro Obregón, se establece el 30 de Abril como la fecha oficial para celebrar el Día del Niño.
Ahora bien, como se ha mencionado celebrar a los niños ha sido muy común, pero de manera contrastante existe un factor de vergüenza ante la infancia: la explotación infantil: hoy en día cerca de 250 millones de niños trabajan en el mundo y más de 150 millones lo hacen en condiciones peligrosas. Adicionalmente, cada año más de 1 millón de estos niños son víctimas de tráfico humano.
Las peores formas de trabajo infantil: consisten en todas las formas de esclavitud o prácticas similares, como el trabajo forzoso, la trata, la esclavitud por deudas o la servidumbre. Esto también incluye actividades ilícitas y/o actividades que puedan poner en peligro la seguridad, la salud y la moral de los niños, como la prostitución, la pornografía, el reclutamiento obligatorio o forzoso debido a conflictos armados, el tráfico de drogas, etcétera.
En América del Norte y América Latina, los niños son víctimas de la prostitución para satisfacer el apetito perverso de turistas y son explotados cada vez más por los narcotraficantes.
Sin duda ante la niñez tenemos un pendiente, el cual se debe solventar con leyes más justas para la protección de la niñez, endurecer penas contra sus agresores, diseñar políticas públicas a favor de su protección, así como garantizar su educación, seguridad, salud y alimentación, como derechos primordiales.
El festejo del día de la madre, cuenta con más de cien años de tradición en México, fue instituido por un destacado periodista en 1922 cuando Rafael Alducín, periodista poblano, instauró el 10 de mayo como el día para celebrar a la madre, sin embargo, el festejo del día de las madres, con datos como que en nuestro país residen 40.8 millones de mujeres adultas, de las cuales 7 de cada 10 han tenido al menos un hijo, sin embargo la maternidad está sumida un olvido histórico, pues actualmente muchas mamás viven en pobreza, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, misma que señala que dos de cada 10 madres solteras están propensas a entrar en un ámbito de pobreza extrema, 35 por ciento de las mujeres con hijos trabaja en el sector informal, por lo que no cuentan con acceso a servicios de seguridad social, ni un sueldo garantizado mensualmente que les permita el desarrollo de sus hijos, además de que por obviedad resulta imposible prepararse profesionalmente; desde aquí mi reconocimiento y mi fiel compromiso ante las madres tlaxcaltecas, para trabajar por y para ellas, lo que esté en mis manos hacer lo haré por generar una mejor calidad de vida para cada una de ellas.
Por último, en 1918, se llevó a cabo en México la primera conmemoración del Día el Maestro, el decreto fue firmado por el presidente Venustiano Carranza. La propuesta pretendía que se instituyera un día en homenaje a los maestros y que fuera el 15 de mayo, fecha conmemorativa de la toma de Querétaro.
La iniciativa fue aprobada en 1917, y un año después se celebró por primera vez está fecha, el Día Mundial del Maestro, instituido por la UNESCO, se celebra el 5 de octubre.
Lo estados con más profesores son el Estado de México y el Distrito Federal. Las entidades con menos maestros son Baja California Sur, Colima. Ser maestro no es un trabajo fácil, se necesita mucho esfuerzo, paciencia, dedicación, compromiso y responsabilidad para poder educar, formar y orientar, y para lograrlo se necesita además la ayuda de los papás y la de los mismos estudiantes.
El aula no es el único espacio físico que permite al maestro volcar en el alma y en la mente de niños y jóvenes, conocimientos, enseñanzas y valores. “El deber del educador moderno nos recuerda el escritor C.S. Lewis, no es talar selvas, sino regar desiertos”.
Agradezco a cada uno de los maestros del estado de Tlaxcala, por su valiosa labor en favor de la educación, creo firmemente que la enseñanza es la única salida para hacer de México un mejor país y por ende Tlaxcala un mejor estado, pues a diario hacen posible que los niños, adolescentes y jóvenes accedan a la educación y se formen como ciudadano que contribuyan a construir un mejor futuro para Tlaxcala.
Gracias a cada uno de las niñas y los niños tlaxcaltecas por ser el motor que mueve cada uno de los esfuerzos de los adultos, seguiré trabajando para ustedes, así como para las madres tlaxcaltecas que de manera incansable luchan por sacar a su familia adelante; muchas felicidades hoy y todos los días.
#PorCierto en días pasados el Congreso del estado de Yucatán, aprobó la eliminación del fuero a todos los servidores públicos, es curioso que se trata de un congreso compuesto en su mayoría por diputados priístas, convirtiéndose en el octavo estado en aprobar este tipo de reforma; en el caso de Tlaxcala tiene casi dos meses que presenté la iniciativa ante el pleno del Congreso, esperando la solidaridad de mis compañeros diputados para llevar a cabo esta reforma fundamental para el combate a la corrupción;  porque me pregunto hasta cuando estaremos preparados para la aprobación de este tipo de reformas trascendentales así como la aplicación de políticas públicas y de programas sociales, parece que nos gusta ocupar siempre un vergonzoso último lugar
Escríbeme a mi correo lideryasociados@outlook.com, con gusto responderé tus dudas y comentarios.