Resumen

LAS VERGUENZAS DE UN RECTOR Por JUAN RAMÓN NAVA

Hay una máxima popular que reza “…no escupas al cielo…que a la cara te caerá…” sin duda es una frase matona. Y eso fue justamente lo que hizo el rector de la UAT, Rubén Reyes Córdoba, quien tuvo que hacer de lado su orgullo y formarse para solicitar una entrevista con el Secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, a propósito de su visita a estas tierras el pasado viernes.

Tal vez la petición del rector de la máxima casa de estudios de Tlaxcala no tendría nada de raro en otros tiempos y en otras circunstancias, pero como están las cosas entre el Gobierno de Marco Mena, la UAT y el clan de los Ortiz, el hecho reviste otra connotación digna de tomarse en consideración.

Porque la presencia de Rubén Reyes Córdoba en un evento al cual asistió la clase política tlaxcalteca, en especial la bañada en tricolor, no pasó desapercibida para más de uno, incluso, hubo uno que otro chascarrillo en torno a ese hecho, y pues ni modo, el rector tuvo que pasar una vergüenza mayúscula.

Rubén Reyes Córdoba no asistió por voluntad propia, no, no lo hizo, fue casi obligado por sus patrones, los hermanos Serafín y Héctor Israel Ortiz Ortiz, quienes movieron a su alfil para que se apersonara con el alto funcionario, la razón fue muy sencilla, quejarse ante el Secretario del trato que el Mandatario priísta Marco Mena, según ellos, le ha dado a la UAT en cuestiones financieras.

Vamos, desde el área de comunicación social de la UAT salió una joya de comunicado en donde pomposamente se afirma que el rector dialogó con el Secretario de Educación Federal, bueno, si intercambiar unas cuantas palabras significa un diálogo, entonces si lo hubo, aunque a decir verdad, más que diálogo, dio la impresión de una súplica.

Los altos mandos de la UAT saben que los escenarios que se les avecinan en los siguientes años serán demasiado complicados para ellos, sobre todo en cuestiones monetarias, porque desde un principio, el Gobernador Marco Mena pintó su raya y les dejó muy en claro que para él y su administración, existen otras alternativas educativas muy diferentes a esa casa de estudios

Y no solo eso, sino que además, en lo que se refiere al financiamiento público a  la Autónoma de Tlaxcala, éste será ejecutado en la estricta medida de la palabra, es decir, no habrá más de lo que le corresponde, o sea, los tiempos de jauja que vivió la UAT cuando Héctor Israel Ortiz Ortiz fue Gobernador, son tiempos idos que difícilmente retornarán.

Si alguien tenía el peso suficiente para entablar un verdadero diálogo con Nuño Mayer era Serafín Ortiz Ortiz, ex rector, ex diputado y casi dueño de un partido político, el PAC, o bien, su hermano, Héctor Israel Ortiz Ortiz, actual diputado, ex rector, ex alcalde, ex diputado federal, ex Gobernador y copropietario de la franquicia llamada Alianza Ciudadana, pero no, ninguno se dignó hacer lo que obligaron a hacer a Rubén Reyes Córdoba.

Mucho se ha hablado del dinero que reclama la UAT como parte de su financiamiento público, pero poco se dice del destino que tiene ese dinero, no se entiende que esa casa de estudios atraviese por una severa crisis financiera que la mantiene al borde del colapso, empero y muy a pesar de esa circunstancia, el pago vitalicio a sus ex rectores se cumple de forma religiosa, las cuotas escolares, el uso de laboratorios y los pagos por derecho de exámenes se mantienen, entonces, ¿a dónde va a parar ese dinero? La respuesta es muy sencilla, a los bolsillos de toda una familia y al financiamiento de un partido, el PAC, la necesidad es ya apremiante, se acerca el 2018, y con ese año, las campañas también.

El panorama en la relación entre el Gobierno de Tlaxcala y la UAT no habrá de variar en mucho en los siguientes años, las rencillas electorales han sido trasladadas a otros niveles, incluso, al terreno de  lo personal, los desaires entre unos y otros son iguales, sin distingos, pareciera un asunto baladí, pero no lo es, el rencor de ambos lados está ahí, es latente.

Las elecciones del 2018 se acercan, y con ellas se abre la posibilidad de que Serafín Ortiz Ortiz pueda acceder a un escaño federal, sea en el Senado o en una diputación, y muy posiblemente otro miembro de la familia Ortiz también aspirará a un puesto de elección popular, el chiste del asunto es acceder al poder, por la vía que sea, pero acceder al poder, porque saben que sin él, nada podrán hacer contra sus adversarios políticos.

Justo es eso lo que busca apuntalar la UAT con estas cuestiones de dinero, el poder de sus dos ex rectores, porque para nadie es un secreto que en esa casa de estudios la palabra de los Ortiz es Ley, o se cumple o se cumple.

Porque del otro lado tampoco cantan mal las rancheras, la mano pesada del criador de reses convertido en ex Gobernador, Mariano González Zarur, aún se siente en Palacio de Gobierno, vamos, un hecho tan trivial como no querer colocar la fotografía de Héctor Israel Ortiz Ortiz en la galería de los ex Mandatarios denota el celo político de la clase gobernante.

Ni en la UAT hay autonomía ni en el Gobierno democracia, los dos jalan parejo, pero cada quien para su lado, es por ello que muy, pero muy difícilmente, se podrá saber de una reunión, sea privada o pública, entre el rector Rubén Reyes Córdoba y el titular de la SEP federal, Aurelio Nuño Mayer.

Para la próxima que intenten acercarse a un funcionario de la talla de Nuño Meyer, la UAT y sus directivos tendrán que pensarlo dos veces antes de quedar en ridículo, porque lo ocurrido el viernes pasado fue patético, pedirle ayuda a quien hasta hace unas semanas se criticó, simple y sencillamente no encaja en el escenario político, y los universitarios olvidaron una regla de oro, en política, la forma es fondo, y ellos ni la forma ni el fondo cuidaron.

SIN CORRECCIONES…Y ya que hablamos de dinero. Un verdadero golpe bajo recibió el ITE en boca del Diputado priísta Mariano González Aguirre, quien en definitiva, les dijo no en el tema de una posible ampliación presupuestal. Ahora habrá que ver de qué están hechos los señores consejeros electorales, quienes tendrán que reducirse su salario, algo que suena casi imposible, habrá que ver en los próximos 15 días que puede más, el amor al bolsillo o el cumplimiento del deber.