Resumen

MARCO MENA Y LO QUE VIENE Por JUAN RAMÓN NAVA

Como decían las abuelas, no hay plazo que no se cumpla ni fecha que no se llegue y, finalmente, para aquellos que tanto insistieron y lo reclamaron, será entre el miércoles y jueves de la próxima semana cuando el Plan Estatal de Desarrollo sea presentado ante los tlaxcaltecas por el Gobernador Marco Mena, la pregunta es y ahora ¿qué es lo que viene?

La clase política tlaxcalteca, en especial cuando asume su papel de oposición al Gobierno en turno, es muy, pero muy sui géneris cuando de criticar a sus adversarios se trata, y en esta nueva administración, que encabeza Marco Mena, no es la excepción.

Tal parece que a muchos políticos opositores a Marco Mena, en especial del PAN y del PRD, se les olvidó un pequeño detalle en sus críticas, que existe una Constitución local donde se establecen normas, reglas y ordenamientos, y que la misma, define a la perfección los tiempos en que el plan rector de un Gobierno debe de presentarse y entregarse ante el Congreso local.

Sin embargo, para el político que busca, sobre todo ante la cercanía de elecciones, los reflectores y la atención de los medios de comunicación, resulta mucho más fácil exigir, criticar y hasta demandar, el cumplimiento de algo que indudablemente está sujeto a esa Carta Magna local, es decir, no se puede pedir “el domingo” estando en martes.

Y no es que se pretenda defender lo indefendible, ni justificar lo injustificable, pero aunque a muchos no les guste, Marco Mena supo jugar sus tiempos, supo “cocer” con precisión el documento rector de su Gobierno, no se inmutó ante las presiones ni las críticas, es más, como siempre lo hizo cuando fue diputado local, nadie lo movió de su postura ni de su guion.

Porque si al Gobernador de Tlaxcala se le criticó por el retardo en la entrega de su Plan Estatal de Desarrollo, solo hay que ver lo que hicieron los Gobernadores, ambos del PAN, de Tamaulipas y de Quintana Roo, Francisco García Cabeza de Vaca y Carlos Joaquín González, respectivamente.

El Mandatario de Tamaulipas entregó su Plan Estatal de Desarrollo siete meses después de haber asumido la titularidad del Gobierno, mientras que su homólogo de Quinta Roo, hizo lo propio seis meses y medio después, y nadie les dijo nada, quizá porque no son del PRI, así de dura es la fobia hacia el partido tricolor.

Pero más allá de tiempos idos o por cumplirse, Marco Mena finalmente habrá de entregar su Plan Estatal de Desarrollo, y será entre el día miércoles y jueves de la próxima semana, el documento rector lo enviará al Congreso de Tlaxcala a través de sus colaboradores más allegados.

Sin embargo, el Gobernador no dejará pasar la oportunidad para fijar su posición ante este hecho, y sin duda lo hará allá, en el Centro de Convenciones, ahora se entiende el continuo ir y venir de funcionarios estatales a ese recinto, el cual será utilizado como marco para que el Mandatario ofrezca un discurso a propósito de esa ocasión.

Según me dicen, el contenido del Plan Estatal de Desarrollo estará soportado en tres directrices: educación, salud y empleo, es decir, no hay nada nuevo en el documento rector, quizá la novedad esté en el contenido del mensaje que Marco Mena ofrecerá ese día, un discurso que sin duda pondrá a muchos a temblar.

También me enteré que ahí, ante su auditorio, ante sus colaboradores, ante sus correligionarios y ante su partido, el PRI, en su discurso político, Marco Mena volverá a insistir en dos ejes: gobernanza y la renovación de la clase política gobernante, o sea, las viejas prácticas podrían desaparecer, al menos la de ver a vetustos políticos ocupando altos puestos dentro del gabinete. Bueno, por algo se empieza.

Quienes en verdad tendrán que estar muy atentos a las palabras del Gobernador Marco Mena son sus principales colaboradores, porque para ellos también tendrá unos minutos en su mensaje, y éste consistirá en una sola palabra, compromiso, porque si no entienden ese concepto, me dicen que entonces los funcionarios, sean del nivel que sean, tendrán que ir preparando sus maletas. En ese punto, Hervé Hurtado Ruiz, encargado de la seguridad de los tlaxcaltecas tendrá que poner, mucha, pero mucha atención.

“Se requiere tener los pies bien puestos en la tierra, y saber mirar más adelante, cuando los cambios en el presente plantean nuevos desafíos…” esta es una parte del discurso que Marco Mena dio hace unos días, a propósito del homenaje luctuoso a Emilio Sánchez Piedras, más claro, ni el agua, escúchalo Juana para que lo entienda Chana. Ese mensaje es la antesala de lo que está por venir, si no, al tiempo.

La clase política, toda, absolutamente toda, será convidada a ese evento, en donde el Gobernador Marco Mena no dejará pasar la oportunidad para insistir en las directrices de su administración, como tampoco se dará el lujo de no dejarle muchas cosas en claro a sus detractores, seguramente el discurso del Jefe del Ejecutivo local dará mucho que hablar.

Las suposiciones de la oposición todavía se mantendrán a lo largo de este tramo que aún falta para la entrega del Plan Estatal de Desarrollo, pero finalmente la posición de ella, es entendible, está en su rol, en su papel, ella también tiene su propio guion, finalmente, el Gobernador cumplió con sus tiempos, porque los tiempos de él no son los mismos de sus adversarios.

SIN CORRECCIONES…Y ya que hablamos de tiempos. Al Congreso del Estado se le vino el tiempo encima y con un toque de premura, este jueves, en sesión extraordinaria, finalmente los diputados darán luz verde a lo que habrá de ser el Sistema Estatal Anticorrupción, ahora lo interesante del asunto es ver cuáles serán sus alcances, pero sobre todo, vigilar que sus normas sean cumplidas a cabalidad, aunque mucho se dice que en México, las reglas se hicieron para romperse. ¿Será?