Resumen

PT; QUÉ BONITA FAMILIA Por JUAN RAMÓN NAVA

De cara a las elecciones federales de 2018, la movilización de algunos partidos empezó desde su interior, otros más lo hacen con la plena convicción de concretar alianzas, como son el caso del PAN y el PRD, y otros, con fines meramente de lucro y de obtener beneficios, no solo personales, sino también grupales, como lo es el Partido del Trabajo, que de la noche a la mañana, se convirtió en una especie de club exclusivo para amigos y familiares del ex diputado Silvano Garay Ulloa.

En efecto, este domingo, el PT, o partido de la estrella, como muchos lo conocen, mostró el cobre y de qué está hecho, porque no conforme con ignorar a su militancia y a varios de sus liderazgos, renovó su dirigencia estatal a base de amigos y familiares del curioso personaje que se distinguió por todo, menos por realizar correctamente su trabajo en la pasada legislatura.

A Silvano Garay Ulloa se le recuerda en la 61 legislatura por dos cosas: por haber mentido sobre su residencia y origen, y por ser incondicional de quien siempre pregonó era su amigo, el cuasi dueño del Partido Alianza Ciudadana, Serafín Ortiz Ortiz.

Porque no conforme con mentir sobre su origen, también lo hizo sobre su verdadera residencia, y todo por allegarse de una curul que disfrutó indebidamente durante tres años, hay que recordar que Silvano Garay Ulloa nació en Matehuala, Estado de San Luis Potosí y toda su vida radicó en el Distrito Federal, más nunca en Tlaxcala, ambos “pequeños detalles” fueron ignorados por las autoridades electorales, para no variar.

Desde que tomó las riendas de las comisiones Ejecutiva y Coordinadora Estatal, y del resto de las comisiones internas, Silvano Garay nunca soltó el poder, y ayer domingo, logró imponer su voluntad por “absoluta mayoría” y colocó como principal cabeza del PT a su hija, Irma Gary Loredo, una verdadera y perfecta desconocida dentro de la política local. También, su otro amigo, Jesús Portillo Herrera, actual diputado local, compartirá el poder al lado de Silvano Garay y su séquito de seguidores. Qué bonita familia la del PT.

Y no solo eso, sino que además, “destapó” a dos de sus amigos como posibles candidatos a una diputación federal para los comicios de 2018, a los ex alcaldes de San Pablo del Monte y de Apizaco, Javier Potrero Tizamitl y Reyes Ruiz Peña, quienes ni tardos ni perezosos levantaron la mano para contender en la reyerta federal de ese año.

Pero si el ex diputado federal piensa que las tendrá todas consigo, es probable que esté equivocado, sobre todo porque hay otros actores dentro del PT que también influirán en las decisiones de Alberto Anaya Gutiérrez, líder nacional del partido de la estrella, y en ese supuesto están las aún Senadoras Martha Palafox Gutiperrez y Lorena Cuéllar Cisneros, esta última, en abril pasado decidió sumarse a la fuerza petista, pero con la clara intención de respaldar a MORENA y a su icónico líder, Andrés Manuel López Obrador.

Además, antes de respaldar ampliamente y de manera irrestricta las aspiraciones políticas de sus amigos Javier Potrero Tizamitl y Reyes Ruiz Peña, Silvano Garay Ulloa deberá escuchar los argumentos que los hermanos Héctor Israel y Serafín Ortiz Ortiz tendrán para convencerlo de ir en alianza en 2018 con el PAC y postular a alguno de los dos hermanos, sea como candidatos a una diputación federal o una Senaduría.

Al clan de los Ortiz Ortiz en definitiva las puertas del PRD están cerradas para ellos, y ni qué decir del PAN, por eso, en su intentona por llegar al Senado o al Congreso de la Unión, los ex rectores de la UAT tendrán que sustentar sus argumentos para buscar una posible postulación bajo el amparo de la nomenclatura petista, lo que significaría “amarrar” con MORENA, algo que se ve muy, pero muy difícil, sobre todo por la presencia de las Senadoras Martha Palafox Gutiérrez y Lorena Cuéllar Cisneros.

De tal forma que el PAC podría conformar una alianza con Movimiento Ciudadano, partido que comanda otro ex legislador, Refugio Rivas Corona, solo que ahí también los Ortiz Ortiz podrían topar con pared, porque frente de ellos está el ex aspirante al Gobierno de Tlaxcala, Edilberto Algredo Jaramillo, quien en las elecciones de junio de 2016, dejó un buen cartel entre el electorado tlaxcalteca.

Hace unos días, AMLO dejó muy en claro que en el 2018 no hará alianzas ni con el PRD ni con ningún otro partido, de ahí que el PT y sus dirigentes tendrán que sopesar detenidamente este asunto de unir esfuerzos con otros institutos políticos y, sobre todo, postular a candidatos que le garanticen su permanencia dentro de los escenarios nacional y estatal.

Silvano Garay Ulloa y su club de amigos y familiares tendrán que tejer muy fino, tendrán que tomar decisiones bien pensadas, tendrán que operar sin tropiezos y tendrán que saber distinguir con qué candidato o qué partido les ofrezca la certeza de continuar sobreviviendo en esta jungla política, porque de lo contrario, corren el riesgo sortear la misma suerte que en el 2015, cuando estuvieron a un paso de perder su registro.

SIN CORRECCIONES…Y ya que hablamos de tejer muy fino. Tal y como se anticipó en este mismo espacio la semana pasada, será este miércoles cuando el Gobernador Marco Mena entregue al Congreso del Estado su Plan Estatal de Desarrollo, después dará un mensaje a la sociedad tlaxcalteca y a la clase política, ante ellos, el joven Mandatario tendrá que tejer muy fino, por aquello de los reproches por la supuesta tardanza en la presentación del documento rector de lo que será su Gobierno. Habrá que esperar a ver cómo sale de esta nueva empresa. Seguramente habrá mucho que decir…y que escribir.