Resumen

Reprueban 16 municipios evaluación de cuentas octubre-diciembre 2016

Instruyen el inicio de procedimientos para deslindar responsabilidades a exfuncionarios municipales por desvío de recursos y daño patrimonial.  

Tlaxcala, Tlax, a 22 de agosto de 2017 (Mauricio Islas).- Sin mayor discusión y por mayoría de votos, en sesión ordinaria del Congreso del Estado se declararon reprobadas 16 cuentas públicas de igual número de municipios, entre ellos Calpulalpan, Chiautempan, Tlaxcala, Tlaxco, Ixtacuixtla, y Nativitas, correspondientes al trimestre octubre-diciembre del Ejercicio Fiscal 2016, en todas se detectó probable daño  patrimonial y presunción fundada de desvío de recursos públicos.

El pleno del Congreso local instruyó al Órgano de Fiscalización Superior (OFS) para que de manera inmediata formule la denuncia de hechos ante las instancias competentes, con el propósito de que conozcan y  resuelvan sobre la responsabilidad penal en la que hayan incurrido las exautoridades municipales por la afectación al erario del municipal.

Así como los procedimientos de responsabilidad indemnizatoria de conformidad con la Ley Fiscalización Superior del Estado de Tlaxcala y sus Municipios a efecto de deslindar responsabilidades a los servidores públicos de los 16 municipios tomando como base el daño patrimonial provocado en cada uno de los casos.

Los municipios cuyos estados financieros parciales del 2016 no fueron aprobados son: Calpulalpan, Chiautempan, Coaxomulco, Cuapiaxtla, Tequexquitla, Ixtacuixtla, Muñoz de Domingo Arenas, Nativitas, Axocomanitla, Tecopilco, Sanctórum, Santa Apolonia Teacalco, Xiloxoxtla, Tlaxcala, Tlaxco y Xaloztoc

En el caso de Calpulalpan, el exalcalde Vicente Hernández Roldán omitió la presentación de la cuenta pública trimestral así como la documentación comprobatoria y justificativa por probable daño patrimonial por un monto de 23 millones 101 mil 932.53 pesos que representa el 100 por ciento de los recursos del año 2016.

En lo que respecta al municipio de Chiautempan, el expresidente Antonio Mendoza Romero y demás servidores públicos, causaron un daño patrimonial por la cantidad de 32 millones 336 mil 943.97 pesos, además una presunción fundada de desvío de recursos públicos en agravio del patrimonio lo que afectó gravemente sus finanzas y redundo en una deficiente prestación de servicios públicos que constitucionalmente tiene encomendado.

En tanto que Tlaxcala, en el último trimestre del 2016 correspondiente al alcalde panista Adolfo Escobar Jardínez, dejó un probable daño patrimonial por un monto de 11 millones 780 mil 41.49 pesos  13.1 por ciento del total de los recursos devengados en el año pasado; Respecto al municipio de Nativitas el exalcalde Cuauhtémoc Barranco Palacio debido a malas prácticas en la administración de servicios públicos de planes y programas del Ayuntamiento entre ellas sobregiros en diversos capítulos, préstamo entre programas, obras sin concluir,  vicios ocultos, deudores diversos, entre otros, las observaciones fueron por un monto de 9 millones 960 mil 940.46 pesos.

Mientras que los exservidores públicos de Coaxomulco, Cuapiaxtla, Tequexquitla, Ixtacuixtla, Muñoz de Domingo Arenas, Axocomanitla, Tecopilco, Sanctórum, Santa Apolonia Teacalco, Xiloxoxtla, Tlaxco y Xaloztoc, generaron daño patrimonial y presunción fundada de desvío de recursos por los siguientes montos, 5. 1 millones de pesos, 3.6 millones, 1.6 millones, 9.8 millones,  4.4 millones, 1.8 millones, 1.2 millones, 7.1 millones, 1.6 millones, 11.9 millones, 5.3 millones, y 9.5 millones de pesos, respectivamente.